viernes, 14 de julio de 2017

Aportación al Reto Mensual Bloguer@s " La Vida en Flor"

Stella Maris del blog El Taller de Stella Maris fue la ganadora del Reto Mensual Bloguer@s del mes de junio y propuso el tema "La Vida en Flor", me encantan las flores así que me apunté. Pensando, pensando me acordé que hace miles de años empecé una mantelería a punto de cruz y que aun no había terminado y eso que le prometí a mi hermana que sería para ella cuando la finalizara. Así que me decidí a terminarla.
Digo que es una historia de hace miles de años porque la comencé a bordar cuando tenía 14 años, ¡¡¡madre mía!!! la de tiempo que ha pasado casi una vida por eso creo que va que ni pintada para este reto "La Vida en Flor", las flores de esta mantelería me han acompañado casi toda mi vida, jajajajaja. Creo que ya he comentado esta historia en alguna ocasión pero la vuelvo a contar. Resulta que una amiga del cole me dijo que su madre le había comprado tela para hacerse una mantelería apunto de cruz, era una tela azul preciosa y claro yo no podía ser menos, llegué a casa y le pedí a mi madre tela para una mantelería apunto de cruz, mi tela es color crema.
Busqué una cenefa de un cuadernillo de punto de cruz que compré para la ocasión y seleccioné tonos marrones y verdes y me puse manos a la obra. El caso es que iba muy bien, pero a mitad de mantel me di cuenta que el dibujo se iba subiendo y subiendo y subiendo de manera que  aquello saldría del mantel de seguir así. Deshice todo lo bordado y volví a empezar pero ya con menos entusiasmo, pasó lo mismo y volví a deshacer, hasta tres veces. Desesperada comencé a pensar como hacer la dichosa mantelería, así que decidí hacer ramilletes en el centro del mantel (no os fijéis en las arrugas porque lleva mucho tiempo doblado y no lo he planchado como puede apreciarse)
Luego decidí hacer las cuatro esquinas, un ramillete en el centro de cada lado y pequeñas flores por el mantel.










Las servilletas también hice una sola esquina  y aquí me quedé, me faltaban casi todas las servilletas, así que las terminé para este reto (son 9 servilletas porque en caso solemos estar 9 comensales)
Para terminar le he puesto un ribete a ganchillo, en perlé del 12, en el mismo tono que el mantel. No me ha dado tiempo a terminar todas las servilletas pero las termino en breve y se lo doy a mi hermana porque ya estoy un poco cansada de esta mantelería.
Como veis las flores han estado presentes en toda mi vida jajajaja.
Lo cierto es que esto de que las labores nos persigan de por vida porque no las terminamos en su momento creo que es una maldición de familia porque lo cierto es que mi madre comenzó a bordar una colcha de hilo, de las de entonces, cuando nací y aun está sin terminar. La pobre creo que ya no se terminará nunca pero está con nosotras siempre presente jajajaja.
Y después de esta historia de la familia Cebolleta (pero que mayor me estoy haciendo) espero que la mantelería os haya gustado.
Solo me queda dar las gracias a Stella Maris por invitarme a este Reto, felicitarla por su tercer cumpleblog y visitar al resto de las compañeras para ver sus aportaciones.

14 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado tu manteleria y sobre todo me ha encantado la historia que la acompaña, Conchi!
    Ha quedado preciosa.
    ¡Feliz verano, preciosa!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel por tu comentario y tu visita. Primero de todo pedir perdón por tardar en responder a vuestros comentarios pero como siempre he estado un poco liadilla.
      Como te he dicho gracias por tu comentario me alegra que guste la historia de esta mantelería que como ves lleva casi una vida conmigo.
      Feliz verano, nos vemos. Besicos

      Eliminar
  2. El mantel y las servilletas, preciosos, esas flores a punto de cruz estan perfectas, que bueno que el reto te haya impulsado a terminarlo porque te quedo muy lindo, los colores me encantan y bueno, la entrada en general con las anécdotas familiares es un encanto. Un abrazo y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ysnelda, la verdad es que gracias a estos retos he conseguido terminar algunos trabajos que tenía comenzados y que no encontraba mimento para finalizarlos.
      Nos vemos, besicos

      Eliminar
  3. Jajaja, Hermosa y graciosa historia de vida la tuya Conchi !!!
    Debo felicitarte por el trabajo tan hermoso que has realizado y por haber roto esa maldición de la que hablas con respecto a las labores sin terminar!!!
    Por cierto, le darás a tu hermana tan bello trabajo o lo conserarás de trofeo por tu asaña de haber terminado?... yo no lo entregaría después de tanta historia juntas...jiji
    Nuevamente felicidades y gracias por tan bello y delicado trabajo... Besitos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stella, le he dado la mantelería a mi hermana porque he quedado un poco "arta" de ella y sé que la guardará con mucho cariño como guarda todo lo que hago. Y no he terminado con la "maldición" porque la colcha de mi madre sigue sin terminarse jajaja. Besicos

      Eliminar
  4. Me encanta, un gran trabajo para lucirlo en una comida familiar o con amigos.

    Besos 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, seguramente la estrenaremos para diciembre cuando nos juntemos todos a comer antes de las Navidades, así lo ha decidido su dueña. Besicos

      Eliminar
  5. Un trabajo muy bueno y una historia preciosa! Me encanta como te ha quedado la mantelería, de lujo. Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Que manteleria más preciosa Conchi, me recuerda cuando eramos niñas y en el cole hacíamos individuales y mantelitos, pero esta es divina, que arte con la aguja y la historia es fastastica.
    Un lujazo. Besazos

    ResponderEliminar
  7. El punto de cruz es uno de los puntos que más destacan y más rápido y fácil que el bordado en sí. Luce en cualquier sitio que lo pongas, en un mantel queda de lujo. Es una pena utilizarlo después del trabajo realizado por miedo a las manchas. Y también es una pena tenerlo guardado y no lucirlo. Yo, igual que en tu caso, le pongo un ule transparente y asunto resuelto. Las servilletas, las sustituyo o bien las sacrifico, ya depende. Pero tu hermana o tu podreis usarlo con toda comodidad. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Bonita historia y me recuerda mucho a mi que siempre me ha gustado mucho hacer punto de cruz.....si empezar cosas que nunca terminas...Se que es mucho trabajo y te ha quedado muy bonita.Besos

    ResponderEliminar
  9. Conchi me ha emocionado tu historia y que razón tienes con las labores sin terminar,por suerte la has terminado y te ha quedado preciosas.Un trabajo muy completo porque el borde de ganchillo también es divino.Felicidades.Un trabajo 10

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso!!!! no tengo palabras, te ha quedado precioso, y si es verdad que ha veces dejamos cosas empezadas y durante mucho tiempo no nos acordamos de ellas. pero de pronto alguien dice alguna palabra o un comentario y zas!!! reencontramos esa labor que teniamos olvidada, y nos hace recordar otros tiempo.
    Besicos y feliz verano

    ResponderEliminar